Home » 16ª Etapa Riello – Fasgar 28,3 Kmt.

mapa 15

Tenemos ante nosotros una etapa dura, en la que tendremos que sumar a los kilómetros la altitud, ya que subiremos unos 400 metros, otra observación, llevad algo de comida en la mochila, ya que aunque existen algunos bares, igual están cerrados,durante el trayecto si tenemos varias fuentes.  Otro detalle a tener en cuenta, en Fasgar, podemos contactar con Rosi en el teléfono 607027949 si nos surge algún problema, también hay dos bares, uno es restaurant y para dormir tenemos La Casa de la Montaña, su teléfono es 987698756, si andamos justos de euros podemos dormir en el pórtico de la iglesia.

Si esta programación no nos convence y estamos bien de fuerzas desde Fasgar podemos seguir hasta Colinas del Campo Martín Moro, son unos 11  Km. mas Y una subida de unos 500 metros mas en altitud. La ermita de Santiago tiene un pórtico cubierto por si nos atrevemos a pernoctar en el, desde luego que lugar más romántico será difícil de encontrar para pasar la noche los auténticos peregrinos. En Colinas si hay donde dormir, aunque conviene reservar con tiempo pues las plazas son limitadas.

Asimilados estos consejos y aclaraciones, podemos iniciar la marcha siguiendo por carretera hasta el kilómetro 13, al final del pueblo  donde una pequeña nave agrícola  nos servirá para tomar el camino de la izquierda que esta muy marcado por los tractores. Le tenemos que abandonar enseguida cuando veamos en la derecha dos hermosos robles. Aunque algo camuflado por la hierba, por la derecha nace otro camino que debemos seguir de forma ascendente introduciéndose en un precioso bosque de robles, el cual nos ofrece un bello túnel arbóreo, después de atavesarlo saldremos a una pista, es la ruta de bicicletas de montaña,  la cual y hacia la derecha nos lleva directamente a Pandorado, cuyo nombre significa eso, pan dorado, surgido de una leyenda. Aquí se encuentra el Santuario de Ntra. Señora de Pandorado donde todos los años se celebra la Romeria de los Pendones el día 15 de Agosto, dándose cita representantes de todos los pueblos de la Omaña. Si podemos merece la pena hacerle una visita, ya que cuenta con un retablo precioso. Pasado el santuario y como referencia justo enfrente del establecimiento de Resthy  parte una carretera que tenemos que seguir en dirección a La Omañuela. La circulación es nula, y además el paisaje es precioso, y quizás un poco sobrecogedor, ya que los arboles están cubiertos de un musgo blanquecino, pareciendo un bosque encantado,  como en los cuentos de hadas.

  Ya en el pueblo podemos ver su sencilla y curiosa iglesia bajo la advocación de San Salvador, cuya fiesta se celebra el 6 de Agosto está al lado de una casa rural llamada Aguas Frías donde suelen hospedarse los que vienen a este coto del Río Omaña a pescar truchas, nosotros si nos acercamos al rió desde el puente podremos ver alguna, ya que dicen que son abundantes en este punto. Retrocedemos unos cincuenta metros para salir de  La Omañuela por un pequeño sendero flanqueado por un muro de piedras ancestrales cubiertas de musgo, va por la derecha del río, el bosque es de robles y  también están cubiertos de musgo.

Siguiendo por este camino llegaremos a Guisatecha.  Sta. María preside su rustica iglesia y también se pueden observar las huellas dejadas por los romanos para la extracción del oro.

Al llegar al asfalto lo seguiremos hacia la izquierda, ya al final del pueblo antes de las ultimas casas donde hay un parterre y un huertecillo cogeremos un sendero por la izquierda para abandonarlo cuando lleguemos a un prado y salir otra vez a la carretera  . A unos 400 metros. Esta ya El Castillo, que recibe ese nombre del Castillo de Benar, situado en lo alto del pueblo, del cual se conserva una torre y otros restos de muros. Aquí se encuentra la Ermita del Cristo, y también El Corral de Sandalio, alojamiento recomendado por los peregrinos.

Enseguida tendremos que girar a la izquierda siguiendo la ruta de bicicletas. Tras cruzar el puente hacemos un zigzag por la derecha para pasar al lado de la zona deportiva y las instalaciones de un campamento juvenil. Inmediatamente después tenemos una bifurcación: tomamos el camino de la derecha, si esta cerrado por una alambrada para el ganado la dejaremos como estaba, y continuaremos la ruta. Cerca ya de  Vegarienza el camino gira a la derecha para entrar en el pueblo  tras pasar un puentecillo y un puente. Donde hoy vemos  el cementerio es el lugar donde estuvo la ermita de Sta. Colomba, aquí dice el profesor Fernández Arenas que se postraban a rezar los peregrinos. Su iglesia parroquial está dedicada a la transfiguración de El Señor. Se caracteriza este pueblo por sus casas de piedra con grandes balconadas en madera.

Al llegar al cruce giramos a la izquierda y seguiremos por carretera dos kilómetros hasta el cruce que se dirige a Fasgar, tomaremos la de la izquierda en dirección a Cirujales, donde San Pedro preside su iglesia y también existen huellas del paso de los romanos por estas tierras.

Cruzamos el pueblo siguiendo la travesía: tras pasar el “prado polideportivo” giramos a la izquierda, pasamos el puente girando a la derecha a unos trescientos cincuenta metros el camino se bifurca tomaremos el ramal de la derecha. Llegamos a una campa y después seguiremos bordeando la pared de una finca. A la bajada de un pequeño montículo hemos de girar a la derecha aunque nos topemos con un vallado de ganado, lo franqueamos dejándolo como estaba y seguiremos el camino que baja al pueblo de Villaverde de Omaña, cuya iglesia de Sta. María tiene su propia leyenda.

Atravesamos el puente y enseguida giraremos a la izquierda para salir de nuevo a la  carretera que seguiremos por la izquierda hasta  Marzán. A la entrada del pueblo un humilladero y un viejo crucero de madera cuya visión dará fuerza a los devotos peregrinos.

Debido a la falta de caminos transitables continuaremos por carretera unos tres kilómetros, pasando junto a la ermita de Sta. Ana. Nos queda un kilómetro mas para llegar Barrio de la Puente que recibe el nombre del puente medieval que no cruzaremos. A  la entrada del pueblo dejamos la carretera por la izquierda para  para ver sus monumentos y el puente, también tenemos un bar. Referente a lo eclesiástico tiene la ermita del Nazareno en la orilla de la carretera y la del Sto. Cristo y la parroquia de Sta. María que están muy cercanas y son de arquitectura similar.

Dos km. Más de carretera y llegamos a Posada de Omaña que cruzamos por la calle de Los Agustinos, tiene una bonita ermita de construcción sencilla. Otros veinte minutos mas de carretera y llegamos a Vegapugin, aquí podemos ver el puente romano  y restos de calzada. Cruzamos el pueblo desviándonos hacia la izquierda donde se inicia la “senda de Río Valle Gordo” (un cartel la publicita)  bonitos parajes, a unos dos kilómetros está Fasgar. Final de etapa, de la carretera y también del Valle Gordo, de aquí en adelante es todo monte, pero de ello hablaremos en la próxima etapa.

Como al comienzo dijimos aquí hay dos bares, uno de ellos restaurante, aunque suelen  estar cerrados, de todas formas nos atienden si se lo solicitamos, o también podéis preguntar por Rosi, y además por lo menos sed no pasaremos pues las fuentes son abundantes y también los arroyos que cruzan el pueblo, formando el río Gordo.

Sus casas de piedra con tejados de pizarra, varios bonitos puentes y una ermita con Santiago como patrón completan la reseña arquitectónica de Fasgar  que bien merece ser plasmado en una instantánea.

 

Para comer y dormir.

Pandorado

Casa Rural Resty 987580722

La Omañuela.

Casa Rural Aguas Frías.      987 308 309      639 546 562

Guisatecha.

Casa Rural Rio Omaña.      659 949 112

El Castillo.

Casa Rural  El Corral de Sandalio.     610 868 810.

Fasgar

Casa de la Montaña 987698756

La Fasgarecha 887080001

Los ciclistas pueden seguir el mismo recorrido.

Comments & Responses

Deja un comentario