a2De igual forma que se califica a los caminos del Señor de inescrutables o se afirma que todas las vías conducen a Roma, bien parece que, en el peregrinar a Santiago de Compostela, existieran tantas rutas —casi— como peregrinos.

El tradicional Camino Francés o el recientemente recuperado Camino de Invierno

son dos de las rutas que gozan ya —una más que otra, bien es cierto— de reconocimiento a su paso por la comarca del Bierzo.

Un reconocimiento al que ahora aspira otro trazado que entroncaría en Cacabelos con el Camino Francés y en cuyo rescate se han implicado los municipios por cuyo territorio discurría esta vieja senda de peregrinaje hacia Compostela.

Este trazado no es otro que el Camino Viejo, de la Montaña o también denominado Camino Olvidado, haciendo referencia en cada una de sus denominaciones a su origen más antiguo que el del Camino Francés, a su discurrrir por tramos de alta montaña o por el olvido en que cayó la ruta a partir del siglo XII cuando el Código Calixtino ‘promocionó’ el trazado por Foncebadón.

Para restacarlo de ese olvido, grupos de acción local como Cuatro Valles o Montaña Palentina, o ayuntamientos como el de Igüeña están apostando fuerte por su recuperación como alternativa a la actual ruta jacobea. Como un paso más en esa dirección, el próximo 31 de marzo se celebrará en el Ayuntamiento de Cabañas Raras un encuentro al que están convocados representantes de todos los municipios bercianos por los que discurre este camino, que en su etapa 16 penetra en el Bierzo a través del término municipal de Igüeña.

Sin embargo esta no es la primera reunión que ya mantienen representantes de municipos como la propia Igüeña, Cubillos del Sil o la propia Villafranca del Bierzo. De hecho, bajo el auspicio del Consejo Comarcal del Bierzo ya han mantenido un encuentro con Asodebi para conocer de primera mano las posibilidades de encajar este proyecto de recuperación de la ruta en los fondos europeos que repartirá este grupo de acción local berciano. «En otras zonas están mucho más avanzados.

Con los GAL implicados. De lo que se trataría es que tanto Asodebi, como Cuatro Valles o Montaña Palentina presentasen un proyecto conjunto ya que hay líneas de ayuda de más fácil acceso cuando se presenta un proyecto global», precisa el regidor de Igüeña, Alider Presa.

De hecho, entre las primeras intervenciones que se precisarían en el recorrido de esta ruta por territorio berciano figurarían acciones básicas como la unificación de la señalización o dotar de infraestructuras básicas en las localidades que son final de etapa.

El Camino Olvidado nace en Bilbao, y tras recorrer zonas como el Valle de Mena, Aguilar de Campoo o La Robla, penetra por Colinas del Campo, abandonando Igüeña en dirección a Congosto. En su día atravesaba Bárcena del Río y Posada del Río —que fueron engullidas por las aguas del embalse— y continuaba por el Camino Real de Carlos III.

Fuente: El Diario de Leon