De Güeñes a Nava de Ordunte

De Güeñes a Nava de Ordunte 19,4 kmt.

 

De Güeñes a Nava de Ordunte, iniciar la marcha,

vemos en la parte derecha de la carretera la ermita de San Martín de Iturriaga, para cruzar acto seguido el Cadagua por un puente medieval, continuando por la margen derecha del río siguiendo las flechas amarillas, vemos la Torre de Renovales, más adelante el núcleo urbano de Güeñes, destacando el magnifico edificio de su ayuntamiento y la iglesia de Sta. María, de estilo gótico, construida sobre otra antigua románica, (bien merece la pena sacar una foto).

Una señal vertical nos indica que sigamos caminando por la acera,llegamos a Aranguren y después a Zalla, su iglesia está bajo la advocación de San Miguel Arcangel, también tiene la ermita de San Pedro Zariquete, a su vera un crucero, fuente de los peregrinos a la sombra de un roble, retoño del de Guernica, buen lugar para refrescarnos y descansar.

– Cruzamos las vías y seguimos por un trozo de calzada pasando por debajo del puente, después carretera asfaltada, pero sin coches, bonito paraje: esto es Bolumburu, un área recreativa con restos de una ferrería, la ermita de Sta. Ana y una casa Torre dan fe de haber sido este un núcleo importante, siéndolo también en tiempos más antiguos, ya que se está poniendo en valor un Castro prerrománico hallado en estos montes.

-Por  la orilla de un canal y pasando por debajo de las vías saldremos a la carretera junto a la fábrica de plomos, cien metros más adelante un desvío a la derecha conduce a la iglesia de Sta. Isabel, viéndose a la izquierda las antiguas escuelas, que actualmente las ocupa el museo de la lana, que llegaba aquí por las Viejas Calzadas.

Otros monumentos de la Herrera son la Torre de Terreros, el Palacio de Urrutia

y la ermita de San Antonio de la Mella que antaño tenia en una hornacina la figura orante de D. Antonio de Urrutia y Salazar Caballero que fue de la Orden de Santiago. Cien metros más adelante a la derecha vemos un pequeño puente , antiguo, por aquí pasaba la Calzada Romana: Flaviobriga, Juliobriga, Pisoraca , en este punto se desvía para dirigirse a Castro Urdiales.

– Nosotros continuamos hacia Balmaseda entrando por el barrio de la Magdalena, restos de la calzada se observaban aquí hasta hace pocos años y también de la ermita de la Magdalena, que a su vez fue leprosería. Un quiosco de periódicos y en el una figura de peregrino en hierro nos recibe al llegar a la plaza de San Severino y su flamante iglesia de estilo gótico, construida en el siglo XV. También se encuentra aquí el ayuntamiento llamado la “ Mezquita Vasca” por el pórtico de columnas que lo sustentan.

– Señales en el pavimento y pequeñas flechas en los bordillos, nos muestran el camino a seguir por la calle Pio Bermejo, también llamada del Medio, a la izquierda en una casa de reciente construcción podemos observar su vieja portada con arco apuntado, esto fue el hospital de peregrinos. Más adelante la plaza de San Juan del Moral, que es cuadrada y su iglesia, actualmente museo de la Villa.

Una pareja de peregrinos que en vez de piedra se quedaron de hierro dejamos a la izquierda, antes de llegar al puente viejo, estampa clásica de la Villa muy pintada y fotografiada.

– Lo cruzamos y por la puerta de San Lorenzo accedemos a la calle del Cristo,

continuando por la Calzada, que después de cruzar otro puente, nos llevará hasta la carretera general, una señal vertical nos indica la dirección a seguir por la orilla de la carretera; a un kmt. encontramos el museo de la Encartada, esto fue una fábrica de boinas, dejándolo a la izquierda y más adelante un polígono industrial al que debemos acceder cruzando el puente y girando a la derecha, por la orilla del río, teniendo a la izquierda la vía de La Robla.

– Por este sendero, antigua calzada, se llega al puente de las Oleas, mitad Vizcaya mitad Burgos, el cual tiene unos grabados del S.XVI y XVII en la parte de arriba y otros raros en uno de los laterales, los cuales no han sido descifrados, parece que este puente pudiera ser romano así como otro que encontraremos más adelante en el Berrón.
 

– En este punto insertamos una nota aclaratoria sobre los restos de puentes y calzadas por las que caminamos. Según varios escritores antiguos los peregrinos iban por las Calzadas Romanas siendo ese el motivo de la proliferación de iglesias y ermitas a su vera.

– Continuamos la marcha; pasando por debajo de las vías y por delante de la ermita de Ntra. Sra. de Montserrat , en esta zona existió otra dedicada a S. Andrés, a su vera estuvo situado el Miliario del Berrón.

– En el cruce seguiremos por la izquierda, para llegar al núcleo del pueblo y su iglesia de Sta. Cecilia que dejaremos a la derecha al dirigirnos al polígono industrial, atravesándolo y también la carretera general, para tomar un camino que nos llevará a Gijano, su patrón Santiago.

Una torre a la derecha y cruzando el puente sobre las vías se sale a la carretera, para continuar por ella unos cincuenta metros, tomando un camino a la derecha para cruzar otra vez las vías por un paso a nivel sin barreras, la finca que está a la derecha se llama “el hospital”, nombre trasmitido a través de los años de generación en generación, parece ser que aquí existió un hospital de peregrinos del que se llegaron a conocer las ruinas.

Seguimos caminando por la orilla de unos prados y de la vía, atentos a las señales y observando el desnivel en el terreno por donde discurría la calzada, este lugar se llama S. Román, aquí existió otra ermita con esa advocación y también se hallaron viejos enterramientos y un Miliario dedicado al emperador Messio Trajano Decio (conociéndosele como el Miliario de Nava).

Después de finalizar los prados y salir al camino vemos restos de calzada, antes de llegar al cementerio de Nava de Ordunte, que dejamos a la derecha a la entrada del pueblo.

– A unos 6 Kilometros esta  Villasana de Mena, que antaño contó con hospital de peregrinos y donde encontraremos cualquier servicio que precisemos.

– Es también lugar de paso por si queremos visitar las iglesias de S. Lorenzo en Vallejo y Sta. María de Siones, dos singulares templos de estilo románico, que fueron custodiados por los caballeros de Jerusalén, encargados estos de proteger a los peregrinos.

Estas dos iglesias contienen tanto en el interior como en el exterior talladas tantas figuras jacobeas que por lo visto no existen otras con una iconografía tan amplia.

Por aquí pasaba un camino de Santiago en el Valle de Mena que procedente de Alava se dirigía por la Magdalena al Valle de Losa, Medina de Pomar, El Almiñé, Dobro y el Valle de Valderredible a Aguilar de Campóo, con algunas variantes por la Lora, Amaya y Sedano. Más tarde en el tiempo por el alto de la Mazorra y Pesadas se dirigía a Burgos.


1 comentario en “De Güeñes a Nava de Ordunte 19,4 kmt.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *